martes, 22 de abril de 2008

Cambio de imagen

Ayer por la tarde estuve realizando unas compras tras haber conseguido que me concedieran el RMI, y decir empezar a gastar algo del dinero que cobre el pasado mes.
La sensación que tuve cuando entre entraba en las tiendas era la de ¡¡¡ joder!!!, pero si no tengo al vigilante de seguridad detrás de mi como si fuera mi sombra.
Cuando el dependiente me estaba atendiendo era como si después de un largo viaje se llegara a un planeta extraño y desconocido, por que después de haber estado viviendo de la caridad de otros y vistiéndote con la ropa que ya han utilizado otros es como si fueras un niño con zapatos nuevos.
Pero hasta llegar a este momento he tenido que sufrir un cambio tanto externo como interno, el cambo externo no hace falta que os lo explique, pero el cambio interno es el mas importante por que supone tener que dejar unos habito y unas costumbres que durante este tiempo he ido adquieriendo y que esta siendo muy difícil de olvidar.
Por que cuando se llega a la situación de calle la persona sufre una depresión y adquiere rápidamente unos habitos tanto alimenticios como de higiene que son un lastre que dificilmente se deja atrás.
Para ello es necesario el trabajo de unos profesionales que vuelvan a inculcar esos habitos que durante la situación de calle se adquieren, también la persona en cuestión tiene que poner de su parte tanto o más que los profesionales que intentan su reintegración dentro de unos habitos sociales.
Pero después de haber estado viviendo en la calle es muy difícil volverse adaptar a la vida cotidiana por que durante mucho tiempo la persona tiene la sensación de ser un despojo el cual no sirve para nada.
Tras un largo y minucioso proceso de reintegración la persona puede volver a sentir útil, pero claro después de tanto tiempo es un proceso muy largo y complejo, que puede duran meses he incluso años.
Por que las raíces de la indigencia calen muy dentro de la persona y dejan una profunda huella, la cual es dura y que acompañara a esta durante el resto de sus días.
Bueno como ya os dije antes me voy a disfrutar de mis nuevas compras y además tengo que seguir renovando mi pequeño armario que espero que dentro de poco este lleno de muchas cosas bonitas y porsupuesto de mucha ilusión.
BUBÚ

2 comentarios:

Noemí dijo...

Esta mañana mi profesor nos ha comentado la existencia de este blog y de lo interesante que era porque claramente se podía observar la evolución de una persona que ha vivido en la calle.
A mi me ha llamado mucho la atención lo que nos ha contado y por eso he decidido entrar en el blog.
Al leer estas palabras me he quedado sorprendida de la energía que tienes y las ganas que le hechas a la vida.
Me he dado cuenta de que no todo el mundo tiene las mismas oportunidades en la vida (bueno, ya lo sabía pero me ha echo reflexionar)
Me ha gustado mucho y creo que todo el mundo vale la pena por muy poco que tenga porque el dinero ni las posesiones es lo que nos hace ricos sino la riqueza de nuestra alma.
Fdo: Noemí

Bubú dijo...

Querida Noemi espero que sigas siempre con esos pensamientos y que las guarradas que veas durante la vida no te hagan cambiar de opinion por que seran muchas las que tendras que ver y oir, pero ten encuenta que cuando veas algun indigente pidiendo o durmiendo en un banco piensa que antes ha sido una persona igual que tu

un beso para ti y para tus compañeros