sábado, 29 de noviembre de 2008

El RMI sube un 4.5%, 16 euros mas al mes

Aunque yo no sea muy partidario de que se cobre el famoso RMI( renta mínima de interacción), por que a mi parecer esta ayuda entre comillas lo único que hace es que muchos de sus preceptores los cuales llevan muchisimos años metidos dentro del mundo de la indigencia, hayan llegado a tal punto de acomodamiento y aburguesamiento, que lo único que hacen durante todo el santo día es estar viviendo del cuento.
Porque la RMI se ideo como una pequeña ayuda económica para ciertos sectores y para ciertas personas las cuales deberían de cumplir ciertos requisitos, pero con el paso del tiempo muchos de los trabajadores sociales que son los que tramitan estas ayudas parece que las dan como si de churros se tratase.
Haciendo que muchos de los preceptores una vez conseguida la mencionada ayuda y estando viviendo en un albergue y yendo a comer a alguno de los comedores sociales que ahí por todo Madrid, lo único que hacen es vaguear y vivir como si se tratase de reyes.
Porque ya están tan acostumbrados a que se les saque las castañas del fuego por parte de los servicios de asuntos sociales y como saben que tienen las mas elementales necesidades cubiertas ya no les interesa `para nada reintegrarse a una vida normalizada con un trabajo y unas obligaciones.
También existe el caso a la inversa que son personas que para nada quieren estar dentro del mundo de la indigencia y de la marginacion que esta conyeba y que están luchando día a día por conseguir del pozo.
A estos si que les daba yo todo tipo de ayudas y no esos miserables 354 € que a muy duras penas sirven para casi nada.
Por eso esta subida a muchos de los que viven del cuento les viene como anillo al dedo porque sin ningún tipo de esfuerzo se van a encontrar cobrando a partir del mes de Enero 370€ mensuales los cuales serán invertidos en la compra de caprichos, como nuevos y carisimos moviles que no se para que les sirven si a los dos días los han perdido o los han malvendido para poder seguir con ese ritmo de vida.
Este tipo de vida el cual me recuerda al famoso cuento de la cigarra y la hormiga el cual aunque parezca muy duro y cruel, a mi entender deja muy a las claras a quien se le debe de ayudar y a quien se le debe dejar tirado a su propia suerte ya que no merece nada de lo que se le este dando porque tampoco hace nada para ganárselo y para salir del horrible mundo de la marginación.
BUBÚ

2 comentarios:

Dani dijo...

Apreciado Bubú!

Ahora hacía ya tiempo que te no escribía (eso no quiere decir que no leyese). El caso es que me ha sorprendido tu opinión sobre a quién se debe (o no debe) tramitar las ayudas como la RMI.

Creo que hay que ser muy curoso al hablar de si fulanito o menganito tienen derecho a recibir una prestación o no. Si se habla en términos de eficacia (que cumplan con unos objetivos o plan de trabajo) podemos caer en la trampa de convertir el cobro de dicha prestación en una forma de chantaje. No debemos olvidar que cada persona que ha terminado en la calle es consecuencia de varios sucesos psicológicos traumáticos que le han sucedido de forma continuada, en un breve período de tiempo y sin el apoyo social necesario para sobrellevarlos. Además, cada persona tiene un pasado, sus sucesos... sus historias para cada uno distinta.

Cada persona debe decidir qué quiere hacer de su vida, definir su proceso de acuerdo con sus posibilidades. Los que puedan, pasaran por enfrentarse a sus peores miedos, a aquella sociedad que le rechazó y lo dejó en su camino hacia la calle (quizá puedan incluso volver a trabajar). Otros o no podrán o preferirán vivir en un piso y visitando comedores sociales como tú dices.

Sin embargo, en mi opinión, creo que ambos caminos son correctos y respetables. Cada persona tiene derecho a unos ingresos básicos y a unas condiciones de vida mínimas. En cualquier caso, es importante respetar lo que cada uno quiera hacer con su vida, con su pasado/presente/futuro y con sus miedos. Lo importante es estar allí, acompañando a la persona, aunque no quiera enfrentarse a sus viejos fantasmas, pero junto ella y respetándola tal cual es.

bubú dijo...

Mi querido seguidor, he leido y como veras he publicado tu comentario acerca de mi articulo, porque creo que tu comentario es otra forma de ver el problema, y es tu opinion.

Estoy deacuerdo en que las personas que estan en situacion de calle hayan llegado a esta lamentable situacion despues de haber pasado por diversos procesos psicologicos pero tambien debemos de recordar que muchos de estos viven del cuento y de la picaresca y com se les da comida albergue y encima unos minimos recursos con los cuales subsistir para que se van a molestar en salir del pozo, no obstante esoy deacuerdo en que se les debe de prestar ayuda pero tambien se les debe de llevar un control y pedirles unas minimas condiciones para poder percibir dichas ayudas


BUBÚ